MOTIVACIÓN: UN ESCENCIAL PARA SER CONTRATADO/A

MOTIVACIÓN: UN ESCENCIAL PARA SER CONTRATADO/A


LA MOTIVACIÓN es un estado interno imprescindible para ser contratado/a

La motivación del candidato/a hacia el puesto y la empresa es esencial para ser seleccionado/a o contratado/a. Es cierto que hay posiciones tan demandas y buscadas que no será tan importante (pero se dan en casos puntuales).

La motivación es difícil fingirla, es algo que se percibe y se transmite en la entrevista. Si el proyecto profesional que te ofrecen te genera emoción y motivación será muy positivo y estarás más cerca de un resultado favorable. 

En cambio, si la percepción del seleccionador/a es de que no estás del todo interesado/a o motivado/a, casi seguro quedará descartada tu candidatura sino te has autodescartado tú directamente. 

Un primer paso interesante a realizar al iniciar la búsqueda de empleo es reflexionar y listar aquello que quieras y no quieras tener en tu nuevo trabajo. 

Seria recomendable que apuntaras aquellas condiciones mínimas, valores de empresa, sectores, Compañías concretas que buscas y esperas encontrar para que el puesto te ilusione y realmente te motive.

Una vez claro el listado de los puntos anteriores, tenlo en mente para hacer la búsqueda de trabajo por la red y job sites. Y a la hora comunicarte con tus consultores/as o headhunters que tengas de referencia. 

Recuerda que conociendo tu objetivo laboral es más fácil encontrar y conseguir aquello que buscas.

LA MOTIVACIÓN DEPENDERÁ DE TU SITUACIÓN VITAL Y LABORAL

En el caso de estar trabajando, cuando hagas ese ejercicio de reflexión es necesario que valores honestamente si realmente buscas en estos momento un cambio de trabajo. O bien, en el caso de no estar trabajando si te sientes con ánimo y fuerzas de entrar de nuevo en el mercado laboral.

En el primer caso, si te ofrecen una nueva propuesta profesional dependerá de como sea esta propuesta y de tu situación actual en la empresa o a nivel personal para mostrarte más o menos motivado de manera natural.

En el según caso, si no estás trabajando a veces dependerá de como se haya producido la última salida profesional, tu situación personal/familiar, el tiempo que haya pasado desde tu último empleo, etc. Es importante saber si de verdad quieres encontrar trabajo o bien prefieres pasar un tiempo de descanso, reflexión, viajar, estudiar o no hacer nada.

COMO GESTIONAR LA AUTOMOTIVACIÓN UNA VEZ EN LA EMPRESA

La automotivación a veces es necesaria porque la empresa o posición a la que aplicas no cumple tus requisitos completamente pero seguro que alguno sí, por ejemplo: cercanía, incorporación inmediata, etc. Si necesitamos urgentemente el trabajo hay que enfocarse en los aspectos positivos. 

También, hay empresas que a veces prefieren vender lo “malo” de la empresa para que el candidato/a no se sienta engañado/a y ello no favorece a motivarse por el proyecto. Estas empresas valoran mucho que a pesar de que conozcas los aspectos de mejora de la empresa demuestres motivación por la misma (aquí es importante trabajar la automotivación).

Por otro lado, hay empresas que montan un show de luces y colores para atraer a nuevos talentos y  solo dan la información positiva y atrayente. Es difícil no sentirte motivado por ellas y quizás aquí tendremos que hacer un ejercicio contrario. 

Y por último, cuando estas inmerso en un proceso de selección de Compañías de nueva creación, que son poco conocidas o reconocidas, o bien en procesos de selección confidenciales o donde dan poca información. En estos casos has de intentar automotivarte siendo positivo/a ya con el hecho de participar en el proceso de selección y ser un candidato/a seleccionado/a y estar abierto a lo que vayas descubriendo del proyecto.

CONCLUSIÓN

En conclusión, para mostrar la motivación hacia lo que buscas has de conocerte y buscar (o intentar encontrar) tu “ikigai” . Antes de una entrevista infórmate de la empresa (si la conoces) por internet y en su web, pasa por una de sus tiendas, habla con contactos que puedan trabajar allí, busca información de la posición y de la descripción del puesto de trabajo, etc.

Si todo ello (o una parte) está alineado con tu listado, la motivación y todas las emociones que se desprenden de ella, ilusión, positividad, impulso, dinamismo será seguro un factor de éxito en el proceso de selección en el que estes involucrado.